Autismo Sevilla y los artistas artífices de este innovador Belén Social, han trabajado juntos en todo el proceso que conlleva un proyecto de esta envergadura.

Como cualquier obra de arte, se necesita una idea de la que partir y en esta parte del proceso, han sido los chicos y chicas con TEA los que han mostrado su particular visión de algo tan conocido para todos como es la Navidad y, en concreto, la representación que de ella se hace en un Belén.

Los personajes, las frases que imaginan que dijeron en esas situaciones, cómo eran las calles de Nazaret, cómo era el burro del portal o las coronas de los Reyes Magos… han nacido de la imaginación de los chicos y chicas de la asociación Autismo Sevilla. Su visión tan especial, ha hecho poner el foco en otros elementos de la historia del nacimiento de Jesús, pero manteniendo el sentido y la historia.

Sus dibujos, han sido los mejores bocetos para que Rubén Fernández, imaginero, cree las figuras de este Belén de estilo napolitano compuesto por 9 jornadas (escenas).

Las frases, palabras y personajes han hecho fluir de la mano del narrador Abraham Parrón 20 historias que nos trasladan a un portal de Belén muy innovador y especial.

Y el conjunto de los bocetos, sus frases e ideas y las largas jornadas de trabajo, han logrado que Abel Ipólito, a través de sus maravillosas ilustraciones, de vida a esas ideas y todos podamos ponernos, por unos momentos, en la mente de una persona con autismo.

Pero la aportación de los usuarios de Autismo Sevilla no se ha quedado sólo en el plano conceptual, sino que ellos mismos han sido los encargados de elaborar parte del atrezzo de las escenas, así como los ropajes que cubren las figuras.

Gracias, porque nos habéis aportado una nueva visión de la Navidad.