¿Qué es la Accesibilidad Universal?
La accesibilidad universal es un concepto multidisciplinar que incluye distintas dimensiones básicas del ser humano (desplazarse, comunicar, alcanzar, entender, etc.). Para garantizar que existe esta accesibilidad es fundamental asegurar que cualquier persona puede emplear diferentes medios para superar las barreras que lo impidan. La herramienta para conseguir esta universalidad, es la creación de sistemas a través de la accesibilidad cognitiva.

La Accesibilidad Cognitiva es el derecho que tienen las personas a comprender las cosas, los espacios, las actividades y los documentos del entorno en el que viven.

La Accesibilidad Cognitiva permite que las personas puedan hacer más cosas sin ayuda de otras personas y que se sientan contentas.

La Accesibilidad Cognitiva es un derecho recogido en la Convención de la Organización de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las personas con discapacidad. En la realización y exposición de este Belén, hemos trabajado desde la ACCESIBILIDAD COGNITIVA para construir una comunicación que acerque ambas necesidades: las del emisor y las del receptor. Trabajamos para que el diálogo entre personas y espacios sea posible. Hemos pretendido que los espacios, entornos y las situaciones que provocan sean entendibles y “dialogables” por todos. Son muchas las situaciones en las que todos podemos tener dificultades cognitivas: momentos de nerviosismo y estrés, bloqueos emocionales, falta de tiempo, incomprensión de la lengua escrita o hablada, falta de información escrita, cambio repentino de programación, sorpresas, accidentes, emergencias…

La accesibilidad cognitiva permite que los entornos sean fácilmente comprensibles para poder ser “utilizados” por todas las personas con independencia de sus capacidades o condiciones. Es decir, permite que las habilidades adaptativas conceptuales, comunicativas, sensoriales y sociales estén en igualdad de condiciones para relacionarse con el entorno y las personas que lo conforman sin que las dificultades cognitivas que suelen tener las personas le afecten.

Durante toda esta exposición del Belén: “una nueva forma de vivir la Navidad” hemos llevado a cabo acciones de accesibilidad cognitiva, no sólo desde la adaptación, sino desde el mismo diseño. Hablamos del acceso a la cultura desde su idea, diseño, creación y exposición. De esta forma artistas con y sin TEA han colaborado juntos en la concepción de esta obra de arte van a visitar. Han colaborado aportando sus ideas, sus puntos de vista y su manera de entender el mundo y en concreto la navidad. Han colaborado juntos generando las figuras, añadiendo detalles a sus ropajes, a sus decorados; añadiendo protagonistas a sus historias y dándoles un sentido diferente, pero no por ello menos auténtico. Y por supuesto han colaborado juntos en que la visita al espacio y su comprensión sea accesible para todos los que deseen vivir la navidad de una forma diferente, ¿cómo? Mediante el apoyo visual, mediante la elaboración de señalética necesaria, mediante la creación de una página web accesible, con contenidos en lectura fácil y lenguaje sencillo, con vídeos y fotos para comprender el proceso de creación viéndolo y no sólo mediante las palabras y con la posibilidad de tener cerca a personas con TEA en la misma exposición del Belén, para comprender mejor que estamos hablando de personas diversas pero excepcionales.

Poder disfrutar de un tiempo para vivir, compartir, aprender de estas diferentes manifestaciones genera sensaciones de plenitud y crecimiento personal, y esto convierte a la Cultura, la de todos, en un canal necesario para el desarrollo de las personas.